CITAS DE LA TRILOGÍA DIVERGENTE

Hace muchas décadas nuestros antepasados vieron que no es la ideología política, ni la creencias religiosas, ni la raza o el nacionalismo las causas de un mundo en continuas guerras. No. Vieron que era por los defectos de la personalidad humanada, de la inclinación de los humanos hacia la maldad venga en la forma que venga. 
 

Marcus en Divergente.

 
– Como te llamas?
– Mmm… – No sé porque dudo. Pero de golpe “Beatrice” no me parece el nombre adecuado.
– Piénsatelo -me dice. Se le dibuja una pequeña sonrisa en los labios. – Solo se puede escojer una vez.
Un nuevo lugar, un nuevo mundo. Aquí puedo volver a nacer.
– Tris -digo con convicción.
 

 

– Me sorprende que lo sepas – digo flojo. -Teniendo en cuenta que te fuiste en medio de la única pelea que he tenido.
– No era una cosa que me viniera de gusto ver – dice.
<<¿Y eso que quiere decir? >>

 
– ¿Pero a ti que te importa, eh? -digo. – Tu puedes hacer de un instructor cruel o de novio preocupado – me pongo tensa cuando se me escapa la palabra “novio”. no lo quería decir tan a la ligera, pero ya es muy tarde. – No puedes hacer los dos papeles a la vez.
 
 […]
 
– Eres genial, ¿lo sabias ? – muevo la cabeza – Siempre sabes exactamente lo que se tiene que hacer.
– Solamente porque ya hace tiempo que lo pienso – dice mientras me da un beso rápido – Pensaba como lo llevaría si tu y yo… – se aparta y ríe – ¿Antes me has llamado novio, Tris?
– No exactamente – me encojo de hombros. – ¿Por que? ¿quieres que te llame así?
 

– Un poco más tarde y también mueres, hoy – me dice. – Un poco más y te disparo. Por que no me has disparado, Tris?
– No podía. Hubiera estado como dispararme a mi misma. 
– Te tengo que decir una cosa – confiesa. – Es probable que este enamorado de ti – sonríe un poco. – Pero estoy esperando a estar seguro para decírtelo.
-Ah. Muy sensato de tu parte -digo. Yo también sonrió. – A ver si encontramos un trozo de papel y me puedes hacer alguna lista o algún gráfico o alguna cosa.
– A lo mejor ya estoy seguro y no te quiero asustar.
– Ya sabes qué me asusta a mi.
– De acuerdo. Entonces te quiero.
 

Tris y Cuatro en Divergente.

 
Marcus abre la puerta. Si no fuera porque se trata del cuartel general de cordialidad , me sorprendería esta falta de seguridad. Muchas veces pisamos la linea que separa la confianza de la idiotez.

Tris en Insurgente.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s